Línea Pedagógica del Instituto

Consideramos principio básico de nuestra propuesta educativa, el derecho inalienable de todo ser humano a recibir educación. Entendemos a la misma como un proceso integral, formativo y permanente que abarca las dimensiones personales, culturales, sociales y éticas. Nos guían en esta tarea los valores de dignidad, libertad y responsabilidad.
Es nuestra aspiración contribuir a formar ciudadanos responsables, protagonistas transformadores de la sociedad en la que viven, desarrollando en ellos la conciencia solidaria imbuida del espíritu cooperativista que caracteriza a nuestra institución.
Estimulamos en nuestros alumnos el compromiso social para construir un mundo más humano y más justo.
Aspiramos a impartir una enseñanza de calidad, personalizada y socializante, activa e integral que le permita al alumno realizar aprendizajes significativos y legitimados socialmente. Aprendiendo a aprender, a saber hacer, a crear y así actualizar sus potencialidades en un contexto social cambiante e incierto como el actual y el que se vislumbra a futuro.
Concebimos a la institución escolar como un espacio social organizador del trabajo y el esfuerzo colectivos de alumnos, padres y personal, ámbito favorecedor del logro de las expectativas propuestas.
La participación responsable y activa de cada uno y de todos los miembros de la institución, debe convertirse en la base y eje de nuestro proyecto.
En él nos orientan los siguientes lineamientos pedagógicos: Concepción del proceso enseñanza aprendizaje como construcción personal y conjunta de conocimientos significativos que se produce a partir de la interacción de sujetos en torno a un conjunto de saberes.
Es un proceso activo en el que se tienen en cuenta la personalidad del sujeto y sus potencialidades para la construcción de un saber integrador y transformador. Se acompaña al alumno en este camino proporcionando las condiciones, los recursos y las experiencias para que él mismo, mediante su esfuerzo y su acción, elabore su conocimiento. Para ello, se asigna un papel relevante a las técnicas de estudio que motivan el trabajo metódico y sistemático para aprender a aprender y crear.
Se corresponde con el espíritu cooperativista de nuestro instituto, el fomento de las interacciones sociales mediante el trabajo grupal que permite confrontar puntos de vista, buscar el consenso y ejercitar diferentes roles.
Las estrategias metodològicas flexibles y dinámicas propician la participación activa, la actitud crítica y reflexiva en el alumno.
La evaluación se convierte en instancia necesaria para la orientación de la acción y el logro de niveles de calidad deseados, por lo tanto, será formativo y permanente.

Nuestra identidad se afirma en:

- Los principios cooperativistas y democráticos.
- La educación para y por la vida.
- La educación para el trabajo.
- La educación para la ciudadanía responsable.